04:20 hs
BRING IT!
05:10 hs
DANCE MOMS
06:00 hs
BRING IT!
Todos los horarios+horarios
MOMENTO LIFETIME

El fundamental rol femenino en la informática

Aún en la actualidad, y a pesar de todos los avances culturales en materia de género, popularmente se sigue identificando a las actividades vinculadas a la informática como algo “masculino”. Lo elemental, es descifrar si esto responde a una cuestión natural o se trata del resultado de procesos de continua discriminación sobre el rol de las mujeres en el desarrollo de la tecnología. 

El papel del sector informático en el Reino Unido es una pieza clave para entender esta problemática como constitutiva en la sociedad moderna. Después de la Segunda Guerra Mundial, el país se posicionó con un amplio liderazgo en el sector, tras un período durante el cual las mujeres tuvieron un rol protagónico en programación.

La administración británica buscaba desarrollar la industria informática y fortalecerse a nivel global, pero decidió colocar figuras masculinas en puestos claves. La profesora de historia en el Institute Illinois of Technology, Marie Hicks, sostiene que el principal mecanismo de vulneración de género fue la asignación de puestos gerenciales a hombres que pasaron a ocupar lugares que hasta entonces tenían mujeres.

Usualmente, los empleadores sostienen que, a lo largo de sus vidas, las mujeres se involucran en procesos familiares y maternales, que resultan poco favorables a sus intereses. Sin embargo, según las investigaciones de Hicks "el impulso para deshacer la feminización existente en la fuerza laboral del sector informático llevó a la caída de la industria en el Reino Unido”

La historiadora hace hincapié en la necesidad de un abordaje estructural que reemplace iniciativas puntuales y aisladas y cree que " la clave radica en cambiar cómo se hacen las cosas en lugar de insertar unos pocos candidatos de diversidad en un sistema roto".

Para empezar a asumir que la tecnología informática es un campo que puede ser perfectamente abordado por mujeres, es fundamental que haya mayor transparencia en la organización del mercado laboral y que se reconozca la discriminación de género como un fenómeno constitutivo en lugar de una mera anomalía.


Fuente: Infobae

Imagen: Shutterstock